BEATRIZ MARTÍN

JUDOKAS QUE INSPIRAN

El éxito es efímero, más aún cuando existen tantos campeones en tantas categorías. En esa fuente de resultados que nos llega a los fervientes seguidores aparecen atletas que brillan de distinta manera.

Beatriz llena el alma de todos los que tienen el gusto de conocerla; ella luce el judo desde todos los costados, pero gracias a la competición recibe los elogios que rescatan el frenesí de su pasión. Bea cumplió su objetivo si hubiera tenido que diseñar un momento en su vida habría sido este, un instante dónde Bea pudo reunir sus afanes y saciar sus hambres. 

https://www.facebook.com/europeanjudo/photos/pcb.10157372462836912/10157372456456912/?type=3&theater

Las cosas evolucionan desde la nada y la implicación las lleva hasta el lugar que se merecen. Digo esto, después del homenaje que recibió de todo el auditorio al lograr la victoria en el combate de desempate en la final equipos mixtos, donde el azar quiso regalarle el lucimiento de su victoria personal y entregar a sus compañeros la medalla de oro. El soplo de la victoria resulta mágico, si bien, nada fácil. Los momentos competitivos centellean mientras que el trabajo se desvanece, y desde fuera, cada uno imagina el trayecto y las lógicas de la conquista del atleta glorioso de diferentes maneras hasta ese destino. 

Bea ganó el campeonato del mundo de veteranos en 2014, el día que cumplía 40 años, y en esta ocasión, consiguió el oro europeo en la misma categoría, y por equipos, cuando su hijo cumplía 14 años.En el primero pude compartir su alegría in situ, pero en esta ocasión me llamó, y me dijo: “Almu, la vida sitúa a cada uno en su sitio”. Después de contar aquello, imposible sostener ambas las lágrimas, recordando la trayectoria hasta ese lugar.

No es la victoria, ni la ovación, o sí; los competidores concedemos a nuestros objetivos un caudal de energía personal, que no encuentra sentido para los que te rodean, y a veces, ni siquiera para nosotros mismos. Beatriz fue olímpica y lucho durante un largo periodo, para poder llegar al lugar de excelencia, el oro olímpico, aunque el deporte le enseñó a aceptar el verdadero desenlace. A pesar de entregar idéntico esfuerzo, similar trabajo e exacta dedicación. Irremediablemente, unos llegan y otros no. Los que no llegan han experimentado el mismo dolor, el mismo sufrimiento y la misma alegría. Es así, si se ha puesto toda el alma, no considero que se sienta más en un campeonato que en otro, se llame como se llame. 

Podría ser una campeona más, pero no es así. Ella es noticia por superar un cáncer y volver a pisar un tatami con la misma entereza que lo hacía en su juventud. Con una familia, un trabajo, una voluntad personal, un esfuerzo económico, una renuncia a sus compromisos, y miles de cosas más, que a la edad adulta caen en nuestras espaldas como una losa; y discúlpenme, aún más a las mujeres, dónde las acciones recreativas son menos aceptadas. 

Quiero lanzar a Bea como la principal fuente de mi inspiración, por su amistad, por querer mostrar que la edad no es un impedimento, que las limitaciones nos son escusa, y que cualquiera está a tiempo de realizar sus sueños. Siguiendo como ejemplo su camino, para las jóvenes y las no tan jóvenes.

Con Bea comienza la nueva sección en Judobywoman llamada “Judokas que inspiran”.

Texto ©️Almudena López 
Fotos ©️ Gonzalo Pérez
Blog: www.judobywoman.com

#judobywoman #judo #mujerydeporte #enseñarjudo #judoenjoy#judofemenino  #teachjudo #rfejyda #judoespaña #almudenalópez #judomaster

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies