PROGETTO REGIONALE GIOVANI JUDOKA -U15 Comité Regional de Judo Lombardía

El Comité Regional de Judo Lombardía ha comenzado un proyecto con cadetes para potenciar las habilidades y capacidades de estas edades.
Según un informe de UNICEF, la crisis del COVID-19 ha tenido un importante impacto sobre los adolescentes, y alerta que no se está tomando en serio las posibles consecuencias que pueden tener esto en el futuro. Algo que también afecta al deporte.

”Hay que poner en valor los propios talentos”

Almudena López

La categoría U-15 ha sufrido dificultades para entrenar y relacionarse, en un momento de desarrollo tan complejo donde se producen los mayores cambios físicos y psicológicos, por el paso entre la infancia y la edad adulta. Adicionalmente, el freno competitivo les ha llevado a mudar de aires hacia nuevas conductas adictivas con las tecnologías de la información y la comunicación. Por tanto, retomar las emociones en los cadetes hacía el judo se toma como algo prioritario.
 
El entrenamiento del programa reunió a más de cien jóvenes con enormes ganas de enriquecerse y mejorar sus posibilidades en el combate. Asi que, esta vez me tocó recuperar el brío y la experiencia de los años competitivos, para motivar a los atletas, allí presentes sobre la importancia de reconocer y trabajar sus propios talentos para mejorar su judo.
 
Los cadetes viven en un tiempo que todo se mide en cantidades, más medallas, más técnicas especiales, más likes, más money, más, más… Por lo que un buen objetivo es aceptar cada uno sus propias condiciones y estructurar su judo.
 
Cinzia Cavazutti – Vicepresidente Judo COMITATO REGIONALE LOMBARDIA.
En las katas de judo la técnica es rigurosa, codificada e inamovible en las distancias, desplazamientos y posiciones. Todo viene ya pensado, pero en la competición es disinto hay que imaginar. Se comienza mejorando las condiciones físicas, y se sigue adaptando lo aprendido a uno mismo, es decir, un buen rumbo será la creación de un estilo propio con lo que cada uno tiene.
 
Además, en el combate, las situaciones cambian en un soplo de tiempo, por lo que es imprescindible entrenar las distintas posibilidades de reacción y sus trayectorias, para crear recursos que controlen lo que está por venir. Hay que anticipar los posibles desarrollos y planificar la técnica con los desplazamientos y desequilibrios enfocando los principios fundamentales de base. “Una cosa es aprender y otra reproducir”. El aprendizaje requiere un esfuerzo. La técnica no viene, no es un premio que te toca, hay que hacer un trabajo externo e interno y fomentarlo para que en el futuro resulte de forma espontanea.
 

«Aprender, ajustar, crear y vuelta a empezar»

Para conseguir la técnica acertada hay que empezar con un buen kumikata* para crear el espacio con la postura y la distancia que permita la entrada. La planificación aumenta las oportunidades de progreso, por lo que uno mismo debe pensar en cada entrenamiento en su proceder y crear. Un buen principio es comenzar poniendo la mente en blanco, y ordenar el ejercicio para formar una estructura, enlazando lo aprendido con las propias condiciones. Teniendo una buena construción técnica la experiencia e imaginación impulsaran todo lo demás.
 
 
Los jóvenes expresan su judo de forma radical como un vendaval de emociones, así que mi consejo final fue “Aprender, ajustar, crear y vuelta a empezar”.
 
TEXTO:Almudena López
📸 Gonzalo Peréz
*Kumikata (agarre en judo)
 
¡Gracias!🥋💓
 
Comitato Regionale Lombardia settore Judo @Cinzia Cavazzuti @Andrea Sozzi @Ivan Albani @Donata Burgatta @ Camilla Ninfo @ Roberto Aspicoo
 
Donata Burgatta, Andrea Sozzi, Almudena López, Cinzia Cavazzut y Roberto Aspicoo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies