LAS EXTRAESCOLARES

 
La niñez es candorosa e inocente; al compartirla evoca energía reverberante y despierta un universo de vida más amplio. Así es como hasta ahora pintaba mi vida, copiando expresiones emocionales en mi trabajo como profesora de judo, una actividad extraescolar.
EXTRA es: que añade a lo normal, también, de calidad superior. Por tanto, extraescolar será algo que acrecienta y enriquece a lo escolar.
La llegada de la Covic-19 a España ha restringido la asistencia a los colegios, y por consiguiente, sus actividades extraescolares. Esta actividad profesional se ha omitido, y velado sus beneficios. Otra vez más, las “extras» cargan con un valor neutro como una rutina indiferente de aquello que permite alargar el horario escolar para llegar a tiempo a la recogida…
Sin embargo, las extraescolares son un regalo para los jóvenes tesoros de la casa, es una manera de equilibrar el exceso de responsabilidad vertida en la escuela, allí los “miniresponsables” recargan fuerza para actuar física y mentalmente, con experiencias estimulantes que decoran sus corazones.
Somos instructores que acompañamos trayectorias educativas, no sólo pasamos un periodo, compartimos enseñanzas desde sus llegadas al centro hasta que abandonan su etapa escolar. Por tanto, vamos moldeando sus virtudes e impulsando sus disposiciones con generosidad, crecemos a su lado con detalles compartidos conservando el avance natural, con valores desapercibidos, que van por encima de los euros de la cuota y el cumplimiento de los horarios.
Los ilustradores de esas actividades deportivas y artísticas somos mentores de vida, no simples centinelas. Regalamos nuestra pasión de forma ordenada, calmando, animando y conduciendo las pueriles tentativas. Planificamos el trabajo a favor de óptimos crecimientos. Armamos desbarajustes, alfabetizamos habilidades y destrezas, y ensanchamos vida de forma global.
Somos pedagogos de lo “extra”, pintores del color de las pueriles hojas en blanco. Iluminamos pasiones con delicado empeño, despertamos emociones retraídas, desatascamos aprietos escolares y familiares, avivamos aptitudes físicas y fomentamos actitudes adecuadas con pequeños gestos de entrega.
A falta de paseos familiares a la orilla del rio explicando lo que ronda en la naturaleza. Somos capitanes en la recreación de mundos mágicos entre cuatro paredes. Diseñamos ficción con toda clase de aparejos para participar en los momentos maravillosos  de los desarrollos infantiles, para desdibujar lo cotidiano y disolver las exigencias académicas. Estimulamos la creatividad dormida, y no paramos de sembrar en positivo.
Los mentores de actividades deportivas y artísticas logramos despegar avidez curiosa. La niñez se regula con aprendizajes y arranca con sueños. Acompañamos aprendizajes que buscan despertar recreo con placer y habilidad para componer el compás a los corazones que, en ocasiones, marchan descompensados. Y, esos sueños inocentes que confían en sus deseos de reproducir las pericias de las leyendas de judo, danza, kárate o baloncesto, entre otros, e imaginan sus obras de cerámica y pintura, conquistando exposiciones en los mejores museos.
A falta del lejano pasado de juegos en las calles con el vecindario, y la extinción de aquellas visitas a los tradicionales artesanos del pueblo, las actividades “extras” compensan la socialización y regalan valores estructurados a través de sus profesionales. Sin embargo, actualmente se desvanecen en las cámaras de gobierno, donde se habla de educación con propuestas de leyes y disposiciones educativas… se dejan en el congelador lo que más calienta en las edades tempranas «las extra” lo elegido libremente, lo que gusta a los pequeños, sus potentes pasiones de crecimiento.
Quizá, esta indiferencia en los bríos de la infancia y adolescencia pasaran factura en el futuro, cuando la inercia cicatera se deje ver y revele que ya no hay marcha atrás.
 
El destino de restar alientos a los de la primera edad,resta libertad de movimiento, de aprendizaje, de efervescencia creativa y frenesí lúdico.
Y digo yo… ¿en qué fase se abren las actividades extraescolares? 🧐😢
TEXTO: Almudena López
Doctora en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid
#extraescolares #profesionalesdeportivosyartísticos

2 Comments

  1. Hoy más que nunca hay que buscar diluciones el uso de la tecnología invade la creatividad y es hacer entranamiento en línea para satisfacer las necesidades de nuestros prácticantes utilizar todo los espacios y medio s que nos sirvan de herramientas para no detenernos gracias

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies