EL JUDO ESCOLAR, EL MÁS LIMPIO

La actualidad obliga a llevar a cabo una estrategia que recupere lo antes posible el judo en todo su esplendor. Sin embargo, esto se demora, la competición no emerge y en las escuelas ven más práctico eliminarlo de sus programas simplemente por seguridad. La decisión final la toma la dirección de cada centro, y el desconocimiento lo relaciona con lo más evidente su condición como deporte de contacto. Por tanto, toca coger las riendas de la situación y explicar la actividad y sus posibles entrenamientos, sin perder la esencia original.
El judo es una fantástica manera de educar a través de los valores éticos de las artes marciales, además es uno de los deportes que más estimula y fortalece a la infancia y juventud. Al mismo tiempo, el deporte en las escuelas es la manera más natural de formar hacía una vida saludable mientras florecen amistades y experiencias que perdurarán siempre.
 
Los maestros de judo escolar encuentran imperioso seguir su cometido, con el convencimiento de que se puede seguir la marcha. La propueta de JUDO LIMPIO pretende acrecentar acciones creativas sobre la práctica de judo en las escuelas, aceptando las restricciones, sin sobrecogerse. Lo sustancial del proyecto no es la voz que lo nombra, que únicamente señala lo que exige la situación actual. Lo importante es darle forma al judo que no es tan manifiesto.
 

Es un método puente desarrollado para este periodo especial de crisis por la covic que limita el contacto físico.

JUDO LIMPIO
Los especialistas son conscientes de que el judo es algo más que luchar, antes de la lucha debiera haber una alfabetización sobre ella, y otros muchos fortalecimientos personales como detalla Jigoro Kano en sus escritos iniciales y que son la génesis de aquello que vendrá.
 
Entendamos este periodo como una oportunidad para trabajar más profundamente la base del judo de forma individual, expongan la necesidad de mejorar el desarrollo físico como un proceso interno de trasmisión de esperanza y normalidad que, según los expertos, es lo más necesario en este periodo de inseguridad e incertidumbre.
 
Asimismo, la acentuación de una cosa no conlleva la omisión de otra, aunque, cada uno es libre de interpretar su realidad. ¿por qué dar un nombre a lo que algo ya es? Es así, la inercia no logra despegar al judo se su contacto y la necesidad apremia.
 
De esta forma se entiende “Limpio”, poniendo el énfasis sobre aquello que se está exigiendo, la limpieza e higiene, por eso aparece la gota de agua en su logo, esto debe tomarse con los pies en la tierra y no desde una disquisición terminológica.
 
Todos los técnicos están preparados para mostrar sus juicios, pero este proyecto sólo tiene razones limpias, altruistas y sinceras, para colaborar con el JUDO BASE, el de segunda línea, el que luchan los maestros anónimos cada día en sus tatamis, porque el judo cuantificable y conquistador tiene sobresalientes motivos de defensa. El judo escolar ahora debiera de establecerse como un equipo con el firme convencimiento de que seguir delante de manera flexible.
 
Las limitaciones obligan a RESPIRAR Y COGER FUERZAS, para fortalecer lo que está por venir. El término no está mal escogido, si bien la interpretación es libre, y cada uno ve lo que tiene dentro y lo que puede ver. Los clubes tienen un hueco ganado hace meses, pero a los profesores de colegio están fuera de las burbujas internas y externas.
 
Todo es judo, pero no a todos se les deja ser judo. Los niños necesitan beneficiarse de ese judo escolar que convive entre las extraescolares y ofrece un deporte más económico al alcance de todos. Con la base se diseña la forma y se proyecta futuro. El judo abandera el ejercicio del respeto, a esta iniciativa que no deja de ser un retrato de ese judo “plus” que late dentro, y la iniciativa simplemente se comparte de forma sincera y solidaria.
 
Es cierto que ninguno siente el judo de la misma forma,y en el tatami todos somos libres, pero con este caos, es más eficiente aunar esfuerzos, acrecentar la capacidad creativa y ampliar los conocimientos de áreas menos trabajadas para acompañar y recuperar la formación escolar con la disposición flexible del judo.
 
 
 
TEXTO Y FOTO: ©️ Almudena López
 
#judolimpio #quierohacerjudo #judoescolar
 

1 Comment

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies